C.V. »

[24 Ene 2013 | No Comment | ]

Ahir vam estar a Xàtiva participant a una taula rodona sobre la gestió dels residus organitzada pels companys de la Plataforma en defensa dels serveis públics… Demà anirem a Aiacor (20:00 Teleclub Sant Jaume Apostol).

Ayer estuvimos en Xàtiva participando en una mesa redonda sobre la gestión de los residuos organizada por los compañeros de la Plataforma en defensa de los servicios públicos… Mañana iremos a Ayacor (20:00 Teleclub Sant Jaume Apostol).

IMG-20130124-WA0000

IMG-20130124-WA0001

C.V. »

[13 Ene 2013 | No Comment | ]

Pedro García León de Compromís presentó ayer en el registro de la Diputación en Xàtiva más de 200 recursos recogidos contra la «injusta» tasa del Consorcio de Residuos que «está despertando tanta oposición ciudadana». Esta entrega es la primera de una serie, ya que según explican, «estamos recogiendo gran cantidad de recursos de los vecinos de diferentes pueblos en el marco de la cooperación que nuestro grupo ha mantenido siempre con la plataforma contra el vertedero de Llanera». Compromís ha recordado a los ciudadanos que pueden pasar por las diferentes sedes con el recibo y «los ayudaremos a rellenar el recurso y lo enviaremos a la plataforma para que hagan entrega en el registro».


Fuente: Las provincias

La Plataforma »

[24 Dic 2012 | No Comment | ]

Hola a todos y todas:

En estos días habréis recibido en casa el recibo del Consorcio. Desde la Plataforma consideramos que esta tasa es injusta y hemos preparado un recurso a presentar ante el Consorcio para que mostréis vuestra disconformidad y solicitéis la anulación del recibo.

La presentación de este recurso no supone ningún coste adicional y NO EXIME de tener que pagar el recibo. Estamos organizando una gira de charlas para explicar los motivos de nuestra oposición e iremos poniendo fechas y lugares en el web y el facebook. Si no hay cerca de vuestro pueblo podéis pedir una e intentaremos ir.

Estos recursos se pueden entregar en el Consorcio (Planta Baja del Ayuntamiento de Xàtiva) aunque como siempre la Plataforma se ofrece para hacer entrega en vuestro nombre de los que nos hagáis llegar. Tenemos un plazo de un mes desde la recepción del recibo.

¡Saludos a todos y feliz Navidad!.

RECURSO.

C.V. »

[14 Dic 2012 | 2 Comments | ]
El gobierno de Oliva ha seguido los pasos del ejecutivo de Gandia y ha plantado cara al Consorcio de Basura de las comarcas centrales. El cuatripartito se ha opuesto a ceder la gestión de su ecoparque al considerar que si cae en manos de la nueva entidad su coste de mantenimiento «multipicará por tres».
La concejala de Hacienda de Oliva, Ana Morell, aseguró que este servicio tiene un coste de 150.000 euros al año, pero que si se cede al Consorcio se prevé que sea de «500.000 euros». «Si esto ocurre se triplicará la tasa del ecoparque para nuestros vecinos y consideramos que con la situación económica actual no sería la decisión más acertada», afirmó la concejala socialista.
El Consorcio estipuló en su plan zonal gestionar estos recintos de recogida de residuos y entre ellos reclamó la titularidad del de Oliva.
Este enfrentamiento pone de manifiesto los recelos existentes en buena parte de municipios de la comarca con la entidad. El primero en plantar cara al Consorcio fue Gandia, quien no dudó en reclamar rebajas en la tasa de basuras y en trasladar sus residuos a otros vertederos.
El gobierno del Partido Popular obtuvo su primera victoria frente a la entidad al conseguir una importante rebaja en el recibo de basura de los hoteles. El organismo pretendía incrementar el recibo un 83%, de 12 euros anuales por habitación a 70. Finalmente la presión de Gandia hizo que la tasa se quedara en sólo 18 euros. Esta gestión benefició también a los campings de Oliva y de otras localidades.
Por otra parte, Els Verds de Gandia se alineó con el gobierno del PP de Gandia en su batalla contra el Consorcio. El portavoz, Joan Francesc Peris, afirmó que respaldarán a los municipios que se opongan a la construcción del vertedero de Llanera «que costará 30 millones de euros sólo en aquiler». El econacionalista dijo que Gandia puede contar con su formación para trabajar por la paralización del vertedero y conseguir que el tratamiento se quede cerca de las ciudades, con el fin de crear empleo y reducir los pagos por el servicio.El gobierno de Oliva ha seguido los pasos del ejecutivo de Gandia y ha plantado cara al Consorcio de Basura de las comarcas centrales. El cuatripartito se ha opuesto a ceder la gestión de su ecoparque al considerar que si cae en manos de la nueva entidad su coste de mantenimiento «multipicará por tres».
La concejala de Hacienda de Oliva, Ana Morell, aseguró que este servicio tiene un coste de 150.000 euros al año, pero que si se cede al Consorcio se prevé que sea de «500.000 euros». «Si esto ocurre se triplicará la tasa del ecoparque para nuestros vecinos y consideramos que con la situación económica actual no sería la decisión más acertada», afirmó la concejala socialista.
El Consorcio estipuló en su plan zonal gestionar estos recintos de recogida de residuos y entre ellos reclamó la titularidad del de Oliva.
Este enfrentamiento pone de manifiesto los recelos existentes en buena parte de municipios de la comarca con la entidad. El primero en plantar cara al Consorcio fue Gandia, quien no dudó en reclamar rebajas en la tasa de basuras y en trasladar sus residuos a otros vertederos.
El gobierno del Partido Popular obtuvo su primera victoria frente a la entidad al conseguir una importante rebaja en el recibo de basura de los hoteles. El organismo pretendía incrementar el recibo un 83%, de 12 euros anuales por habitación a 70. Finalmente la presión de Gandia hizo que la tasa se quedara en sólo 18 euros. Esta gestión benefició también a los campings de Oliva y de otras localidades.
Por otra parte, Els Verds de Gandia se alineó con el gobierno del PP de Gandia en su batalla contra el Consorcio. El portavoz, Joan Francesc Peris, afirmó que respaldarán a los municipios que se opongan a la construcción del vertedero de Llanera «que costará 30 millones de euros sólo en aquiler». El econacionalista dijo que Gandia puede contar con su formación para trabajar por la paralización del vertedero y conseguir que el tratamiento se quede cerca de las ciudades, con el fin de crear empleo y reducir los pagos por el servicio.

El gobierno de Oliva ha seguido los pasos del ejecutivo de Gandia y ha plantado cara al Consorcio de Basura de las comarcas centrales. El cuatripartito se ha opuesto a ceder la gestión de su ecoparque al considerar que si cae en manos de la nueva entidad su coste de mantenimiento «multipicará por tres».

La concejala de Hacienda de Oliva, Ana Morell, aseguró que este servicio tiene un coste de 150.000 euros al año, pero que si se cede al Consorcio se prevé que sea de «500.000 euros». «Si esto ocurre se triplicará la tasa del ecoparque para nuestros vecinos y consideramos que con la situación económica actual no sería la decisión más acertada», afirmó la concejala socialista.

El Consorcio estipuló en su plan zonal gestionar estos recintos de recogida de residuos y entre ellos reclamó la titularidad del de Oliva.

Este enfrentamiento pone de manifiesto los recelos existentes en buena parte de municipios de la comarca con la entidad. El primero en plantar cara al Consorcio fue Gandia, quien no dudó en reclamar rebajas en la tasa de basuras y en trasladar sus residuos a otros vertederos.

El gobierno del Partido Popular obtuvo su primera victoria frente a la entidad al conseguir una importante rebaja en el recibo de basura de los hoteles. El organismo pretendía incrementar el recibo un 83%, de 12 euros anuales por habitación a 70. Finalmente la presión de Gandia hizo que la tasa se quedara en sólo 18 euros. Esta gestión benefició también a los campings de Oliva y de otras localidades.

Por otra parte, Els Verds de Gandia se alineó con el gobierno del PP de Gandia en su batalla contra el Consorcio. El portavoz, Joan Francesc Peris, afirmó que respaldarán a los municipios que se opongan a la construcción del vertedero de Llanera «que costará 30 millones de euros sólo en aquiler». El econacionalista dijo que Gandia puede contar con su formación para trabajar por la paralización del vertedero y conseguir que el tratamiento se quede cerca de las ciudades, con el fin de crear empleo y reducir los pagos por el servicio.

Fuente: Las provincias

C.V., Fontcalent »

[29 Nov 2012 | No Comment | ]

Enlace a la noticia original. El País.

La doctrina que se siguió contra los abusos urbanísticos es la que se pretende aplicar ahora con el tratamiento de los residuos sólidos, que no se reciclan y que suponen un serio riesgo para la salud de los valencianos.

Los vecinos, asociaciones ecologistas y partidos políticos de izquierdas presentarán el próximo martes 4 de diciembre un total de más de 1.500 quejas ante el Comité de Peticiones del Parlamento Europeo (Bruselas) referentes a la planta de residuos de Foncalent, en Alicante. Una instalación que, según los denunciantes, incumple la Ley de Residuos Sólidos, porque no recicla la basura, está sobresaturada y supone un riesgo para la salud. Su objetivo es que una comisión de eurodiputados visite las instalaciones y emita un dictamen sobre su situación.

La Generalitat ya impuso una multa en agosto a esta planta, que explota la empresa Inusa participada por el empresario Enrique Ortiz, por no reciclar las basuras, y admitió que incumple el control de lixiviados, un líquido contaminante procedente de la descomposición de la materia orgánica presente en las basuras. Pero el verano pasado, la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, del PP, ajena a todo ello, cambió de criterio y autorizó la llegada de 140.000 toneladas anuales del sur de Valencia, a cambio de recibir unos ingresos de 6,8 millones el Ayuntamiento de Alicante. La planta se diseñó para tratar solo 155.000 de toneladas al año, aunque han llegado a entrar 300.000 toneladas anuales.

El Consell multó a la planta por no reciclar y el nivel de  lixiviados

“Es un negocio olímpico a costa de los vecinos y del medio ambiente”, denunció ayer Carlos Arribas, de Ecologistas en Acción, que cifró en un 75% los residuos sin reciclar. “La planta es un escaparate en el que se esconde un gran vertedero”, aseguró Arribas. Por su lado, Vicente Aracil, de las Asociaciones de las Partidas Rurales de Alicante, recordó que la planta, además de la saturación y la ausencia de reciclaje, presenta un serio problema de lixiviados, que son “altamente tóxicos”.

Miguel Ibáñez, de la plataforma Salvem Foncalent, lamentó que Alicante se esté convirtiendo en “el vertedero de la Comunidad Valenciana” y aseguró que hasta Foncalent llegan camiones procedentes de Murcia y de Albacete. “La alcaldesa miente, nos aseguró que no vendrían basuras de fuera”, dijo. El representante de esta plataforma acusó al PP de solo ver “el interés del dinero a cambio de nuestra salud”.

Arribas recordó que el Plan Zonal de residuos planteaba como solución transitoria debido a la saturación de las plantas de Valencia la recepción de basura en Xixona y El Campello, pero ahora “todos esos residuos llegan a Alicante, con lo que se incumple el principio de proximidad”.

Los vecinos estuvieron arropados por ediles del PSPV-PSOE y de EU en el Ayuntamiento de Alicante, así como por representantes de Compromís. Miguel Ángel Pavón, edil de EU, confió en que desde Europa “den un serio toque de atención” sobre la situación de los residuos en la Comunidad Valenciana. La concejal del PSPV, Elena Martín, se lamentó de que al PP de Alicante “no le importe la calidad de vida de los ciudadanos, y prefiera hacer negocio con su amigo, el de siempre”, en referencia al constructor Enrique Ortiz.

El también concejal socialista, Manuel Marín, incidió en la necesidad de que la Policía Local “intensifique” los controles y las inspecciones sobre la planta de Alicante. Y por último, Luis Falcó, de Compromís, lamentó que “se haga negocio” con la basura sin respetar a los vecinos ni al medio ambiente.